Del lat. sal. 1. f. Sustancia, consistente en cloruro sódico, ordinariamente blanca, cristalina, desabor propio, muy soluble en agua, que se emplea para sazonar y conservar alimentos, es muy abundante en las aguas del mar y también se encuentra en la corteza terrestre.

“En todo manjar, buena es la sal ” –  “Un poquito de sal, en todo cae bien y en nada parece mal.” – “Entre lo salado y lo soso, está el punto sabroso”. ♣